Las cinco claves del progreso en ajedrez (por el Maestro Internacional Eric Sos)

Las cinco claves del progreso en ajedrez

 La pregunta del millón sin lugar a dudas es la siguiente: ¿Cómo progreso en ajedrez? Puede parecer que no hay una respuesta única, y que el nivel influye en la misma, pero esto no es del todo cierto. Es obvio que el nivel influye a la hora de tomar un entrenamiento o de plantearse unos objetivos, por ejemplo, un jugador de 2300 no puede seguir las mismas pautas y objetivos que un jugador de 1800, pero su protocolo para mejorar su nivel es más similar de lo que a simple vista pueda parecer.

En este artículo pretendo dar algunas claves que yo mismo utilicé para lograr subir escalones, desde 1800 de Elo a 2400 y mi obtención del título de maestro internacional.


1: Autocrítica.

A lo largo de nuestra vida ajedrecística, hemos disputado miles o millones partidas de ajedrez, no es raro ver a algunos jugadores que muestran a sus amigos sus mejores victorias, sus entregas más apasionantes, o los finales que con mayor técnica han manejado. Pero, ¿Este ejercicio de recreación ayuda realmente a mejorar? La respuesta es confusa… Cuando mostramos una obra de arte propia mejoramos nuestra autoestima con los elogios recibidos, los beneficios a nivel técnico son escasos, pues al fin y al cabo estamos dando vueltas en círculos sobre un mismo eje (la misma partida). Aun sabiendo que hemos jugado miles o millones de ellas recordamos siempre un diminuto porcentaje de ellas, y lo peor, muchas veces ni siquiera nos damos cuenta de que están lejos de ser perfectas, y que tal vez con una mejor resistencia de nuestro rival, habría sido imposible siquiera ganar esa partida. ¿Qué hay de las derrotas?, una sensación muy común es la gran amargura que se siente cuando se pierde una partida, casi traumática. Seguramente se ha esforzado muchísimo durante unas cuantas horas en jugar una partida y el esfuerzo no ha dado sus frutos. Pero, cálmese amigo mío, ignorar una derrota no es más que la receta perfecta para cosechar más de éstas. ¡Pregúntese que ha pasado en ella y no tema al mostrarla! Puede que usted mismo no encuentre la clave de su derrota, pero un compañero que tiene el poder de la perspectiva sí. Disfrute de sus victorias y aprenda de sus derrotas para conseguir más de las primeras.


2: Análisis de tus partidas.

Sin lugar a dudas, esto fue lo que más me hizo progresar en cualquier etapa de mi evolución ajedrecística. No hay nada como analizar tu propio juego, recomiendo férreamente que éste primero se haga sin módulo y luego se compruebe los análisis con el motor de análisis. Recopile todas las partidas que juegue en los torneos, incluso en las sesiones por internet, puede guardar las que le parezcan más significativas, analícelas con objetividad, escriba sus pensamientos de cada posición durante la partida y una vez en frío y luego pase la prueba del algodón y corrija con el módulo. Tal vez el progreso no llegue al principio y tendrá la sensación de perder el tiempo, pero le invito a valorar sus comentarios más antiguos y a observar su propio progreso.


3: Mejora tu técnica en los finales y medio juego

Hay mucha confusión en este punto. La mayoría de nosotros (yo no me escapé de este error en su momento), cogemos los libros y los estudiamos como si tuviésemos que memorizarlos. Esto por lógica, es un error, ya que… ¡El ajedrez no es un deporte puramente de memoria! Cuando cogemos un libro, se trata de saber aplicar los conocimientos adquiridos a esto es a lo que se le llama “técnica ajedrecística”. Es muy importante conocer los finales básicos, las estructuras del medio juego típicas, los planes más comunes de la posición, etc. Pero también lo es mejorar nuestra comprensión en estas partes del juego. Como entrenamiento imprescindible, hay que practicar los ejemplos estudiados. Esto puede tratarse desde jugar un final teóricamente superior contra el módulo a una posición con ventaja estructural.


4: Realiza táctica

Si usted es un jugador ambicioso, y con muchas ganas de mejorar, no hay excusa entonces… Realizar táctica todos los días debe de ser como cualquier otra tarea diaria. Prácticamente todos los Grandes Maestros coinciden en que es imposible ganar una partida puramente por estrategia.


5: Crea un repertorio de aperturas sólido

Y cuando digo sólido, no me refiero al estilo de las aperturas que usted debe elegir, me refiero a que no lo cambie constantemente, perfecciónelo. Estudie aperturas y guarde sus análisis, luego compruebe sus resultados en las partidas y en base a ellas, mejore sus análisis.


 

Por supuesto nombrar que lo ideal es que un entrenador supervise su entrenamiento. Aunque perfeccionando por sí mismo los puntos anteriores puede conseguir resultados muy satisfactorios.

 

Maestro Internacional Eric Sos Andreu (contactar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *